Austria es un país precioso, lleno de verdes paisajes de praderas y bosques, lagos de aguas turquesas, montañas escarpadas que aún conservan antiguos glaciares, pequeñas villas de vida tranquila e históricas y elegantes ciudades. Un día estás paseando en plena naturaleza y al siguiente te pierdes en las calles del centro de Viena. Recorrimos Austria en coche pasando por Salzburgo y sus Lagos, parando en las villas de la ribera del Danubio, Innsbruck y terminando en la monumental Viena que fue toda una experiencia.